Nofollow es un atributo en el código HTML adjunto al hipervínculo, con el fin de garantizar que el enlace en cuestión, no transfiera ningún valor que ayude a mejorar el sitio de destino.

El origen del término “dofollow” aparece por Google en 2005 por Matt Cutts (Google) y Jason Shellen (Blogger), como respuesta ante bloggers, webmasters y spammers que usaban los blogs y sitios webs, como lugares propicios para dejar vínculos de palabras claves, con el fin de mejorar sus rankings en los buscadores.

Otros motores de búsqueda como Yahoo y MSN Live, también validan el código nofollow. A partir de esta fecha, cuando Google ve el atributo (rel=”nofollow”) sobre los hipervínculos, evita que dichos vínculos reciban crédito de rango.

Muchos dicen que con esto Google no permite a competidores que vendan links en sus páginas, pero esto no es verdad. Google no penaliza a nadie por vender o comprar enlaces, pero si penaliza a todos aquellos que compran enlaces con el objetivo de posicionarse mejor, es sólo una manera de asegurarse de que los spammers no obtengan ningún beneficio de la compra y venta de enlaces.

El atributo nofollow esta presente en muchos sitios web, blogs, y en páginas que tienen un alto tráfico. De esta manera se evita que la gente acuda a sus páginas para conseguir referencias a su sitio.

Veamos un ejemplo de nofollow:

  • Enlace normal:

    <a href="http://www.alhsis.com" target="_blank">Diseño y posicionamiento web | Alhsis</a>

  • Enlace con nofollow:

    <a href="http://www.alhsis.com" target="_blank"_rel="nofollow">Diseño y posicionamiento web | Alhsis</a>

¿Existe lo contrario del nofollow? Por supuesto que si.

Es el dofollow que es solamente una definición más básica, una forma de referirse a los vínculos que no utilizan la denominación nofollow como atributo. En otras palabras, estos son enlaces normales que pasan valores a otras webs y, siendo así, no es necesario definir en el código.

Esperamos habernos explicado bien, y no olvides dejarnos tu comentario!