Se entiende un newsletter como un boletín informativo distribuido de forma regular que informa sobre cualquier noticia, servicio, producto, etc., para el interés del cliente.

Este tipo de publicación es normalmente enviada por e-mail a clientes o lectores que previamente se han suscrito y dado su consentimiento para recibir dicho boletín en su correo.

Un newsletter tiene la ventaja de que es una manera práctica y eficaz de mantenerse en contacto con el público e incluso, permite realizar alguna campaña discreta de publicidad.

Pero, ¿cuál es el secreto para crear una newsletter de calidad? La respuesta está en el contenido y es justamente sobre lo que vamos hablar en este artículo.

Estilo de lenguaje y elección del contenido

El primer paso para crear una newsletter de calidad debe ser: conocer su público e identificar cuáles son sus posibles temas de mayor interés.

Un ejemplo: los clientes de una ferretería, probablemente, no esperan recibir consejos de belleza, así como una clínica de estética no encontrará muchos lectores para sus recomendaciones sobre “cómo construir y reformar”, al menos que algo pueda ser relacionado con sus servicios.

La relevancia del tema del newsletter es lo que hace que el lector siga interesado en recibirlo. El destinatario se debe identificar con el contenido.

Facilitando la lectura

El contenido debe ser presentado de una manera atrayente y que no canse el lector. Para esto, evite grandes bloques de texto, use espacios entre párrafos. Dividir el contenido por tópicos o en forma de listas también es una buena alternativa, pues torna la lectura aparentemente más fácil y ayuda al lector.

Selección de argumentos y veracidad de la información

Independiente del tema, la regla es la misma: contenido útil. Puede basarse en la presentación de productos, explicación sobre servicios, resumen de noticias del sector o incluso alguna curiosidad o promoción.

Tenga cuidado en elegir solamente los puntos más relevantes y certifique que las información sea verdadera y confiable. Tenga en cuenta que su reputación puede ser cuestionada.

Ancho del texto y orden

No existe ninguna regla, pero recomendamos que el texto del newsletter no sea muy extenso. Lo importante es que sirva para solucionar las dudas o curiosidades del lector en un primer instante e incentivar al cliente a buscar todavía más información directamente en la página web.

Para estructurar el contenido, el consejo es desarrollarlo como una pirámide invertida, es decir, consiste en contar primero lo más importante e ir desarrollando los puntos secundarios a lo largo del texto.

Uso de palabras destacadas

Para llamar la atención del lector para determinados temas o palabras-claves es posible recurrir a técnicas como la negrita o el subrayado. La segunda opción es menos usada debido a que está asociada a la existencia de links y siendo así debe ser usada con cuidado para evitar que el lector se confunda pensando que es necesario clicar en determinado termino.

Potenciando el anchor text

A parte de informar, el newsletter tiene el poder de incentivar al lector a visitar su site, blog, o incluso a contactar con usted de alguna manera. Este contacto puede ser facilitado a través de un anchor text, que además puede usarse para redireccionar al lector a otros artículos, vídeos o contenido, enriqueciendo su newsletter. No es recomendable usar el típico “clic aquí”,  intente ser más original.

Elija el título

A veces el título es el único responsable para atraer la atención del lector para leer su contenido. Por eso a la hora de crearlo es bueno que sigamos algunas recomendaciones como:

  • Elige títulos objetivos y de fácil entendimiento que queden claro cuál es el tema del newsletter.
  • Piense como si fuera el lector y use herramientas como Google Adwords Tool para verificar cuales son los tópicos de mayor interés acerca del tema.
  • Siempre que sea posible utilice títulos creativos y originales.

Revisión final

Finalizada la creación, es hora de revisar todo el contenido. Revise desde errores ortográficos, repetición de palabras, pruebas con el anchor text (para verificar si el link está correcto y funcionando) y la coherencia en la información presentada. Verifique si es necesario añadir o quitar algo más.

Esperamos que estas recomendaciones le sirvan de ayuda para conseguir un newsletter de calidad!